Cuaderno de bitácora de un viajero a lo pasado de la ciudad que le vio nacer. Pequeñas cápsulas del tiempo, pequeñas curiosidades que voy descubriendo en el papel de los libros y periódicos de aquellos que fueron testigos de otro tiempo, y que con estos artículos vuelven a la luz. Quedan invitados a acompañarme en este viaje.

viernes, 8 de agosto de 2008

El Badajoz de mediados del siglo XIX a través del "Madoz". 3ª parte

Iglesias y conventos

En esta tercera parte vamos a continuar con la descripción de los edificios religiosos

"En cuanto a edificios y monumentos religiosos, no es Badajoz de aquellas ciudades que sobresalen en bellezas de este género.

Es de los más notables, el de la Catedral que sólo presenta al observador la firmeza y solidez de sus paredes, torre y bóvedas, hechas a prueba de bomba, que han resistido siempre a los proyectiles arrojados en los diferentes asedios, y servido de refugio a muchas familias para librarse de la acción destructora de los fuegos.

Su fabrica empezó en el reinado de D. Alonso el Sabio, quien hizo donaciones y permitió que sus vasallos las hicieran, tanto para construir cómo para adoptar la nueva iglesia cooperando mucho para ello el obispo Fr. Pedro Pérez, que concedió indulgencias a los fieles que contribuyesen con sus limosnas o trabajo personal. El edificio se levantó en el mismo sitio en que había una pequeña capilla de San Juan Bautista, que había servido para el culto católico durante la dominación sarracena, la cual se demolió para hacer la nueva catedral. Ésta se concluyó y consagró el día 17 de septiembre de 1284 bajo el título del mismo santo que había dado nombre a la anterior ermita."

Habrá que hablar un día largo y tendido sobre esta "pequeña capilla de San Juan Bautista" anterior a la Catedral.

"El templo se compone de 3 naves y 12 capillas, sobresaliendo entre ellas, las del Sagrario, la Magdalena, y el Bautisterio. El altar mayor está muy sobrecargado y no es de mucho gusto. Fue construido en 1708. Las dos estatuas de San Juan Bautista y Ntra. Sra. de la Concepción son de mucho merito. El sepulcro de piedra mármol del obispo D. Juan Marín de Rodezno, que está en la capilla de la Magdalena, sostenido por tres leones, es de mucha elegancia. El coro es de muy fina escultura, tiene 85 sillas y sobre cada una de ellas, la estatua de un santo trabajada con el mayor esmero. Se hizo en el año 1557. El claustro es suntuoso, se construyo a expensas del obispo D. Alonso Manrique en 1509. La portada de piedra que tiene la fachada principal es de buen gusto, y asimismo la estatua del Bautista que en ella se ve: la primera se hizo a expensas del ob. D. Pedro Fernández Zorrilla, y la segunda por el citado D. Juan Marín del Rodezno.

Esta santa iglesia es la única parroquia de la ciudad, cuyo cura es el Ilmo. Sr. Obispo. el cual nombra 4 vicarios, con el título de curas del Sagrario, que sirven otras tantas iglesias en lo respectivo al ministerio parroquial: estas iglesias son, la misma catedral, la Madre de Dios, Ntra. Sra. de la Concepción y Santa Maria la Real, cuyos templos han sufrido repetidas alteraciones, tanto en lo relativo a su institución como material."
Vamos a ir aprovechando para ir apuntando las principales vicisitudes de las diferentes iglesias y conventos habidos en Badajoz, aprovechando lo que nos cuenta el "Madoz". Por razones de no alargar mucho la entrada intentaré ser lo más escueto que pueda y ya lo iremos ampliando en el futuro cuando surja la ocasión.

Para no liarnos, hay que saber diferenciar "parroquia" de "iglesia". Parroquia se le llama al conjunto de feligreses que están bajo una demarcación administrativa que hace la iglesia y la Iglesia es el edificio donde los feligreses o parroquianos de una determinada parte de Badajoz acuden al culto. A lo largo de los siglos las iglesias que eran asignadas a cada parroquia fueron cambiando de ahí que no podamos liar un poco.

Por lo tanto a mediados del siglo XIX Badajoz dividido en 4 zonas, cada una con su respectivo vicario e iglesia (les vamos a seguir llamando parroquias en vez de vicarías para no liarnos más):

* Parroquia de San Juan: en la Catedral
* Parroquia de San Andrés: en la iglesia del antiguo convento de Madre de Dios de Valverde
* Parroquia de la Concepción: en la iglesia del antiguo convento de los Gabrieles
* Parroquia de Santa María la Real: en la iglesia del antiguo convento de San Agustín

Las antiguas Parroquias de San Salvador y San Lorenzo pasaron a la Parroquia de la Concepción (aunque la primera en el Madoz dice que pasó San Andrés)

"La iglesia de San Andrés sustituyó a la antigua parroquia del Salvador, cuyo edificio es en el día el pósito de la ciudad y esta misma de San Andrés ha sido demolida últimamente, trasladando los oficios parroquiales a la iglesia del convento de monjas de la Madre de Dios, llevando por lo mismo el nombre colectivo de ambas iglesias."
La antigua ermita o iglesia de San Salvador estaba en el antiguo barrio de su nombre, prácticamente desaparecido con las reformas de las murallas del siglo XVII. En un principio esta parroquia se trasladó a la iglesia del antiguo Hospital de la Concepción, es decir a la llamada iglesia de la Paz o ermita de Nuestra Señora de la Paz, donde estaban hasta hace poco las Trinitarias desde 1876 (entre las actuales calles de San Lorenzo y Concepción Arenal) y como nos cuentan en el "Madoz" a mediados del siglo XIX era el pósito de la ciudad, ya que en 1838 la parroquia de la Concepción se trasladó al próximo convento de los Gabrieles, que seguramente se desamortizó un par de años antes, pasando a llamarse iglesia de la Concepción (mejor dicho iglesia de la parroquia de la Concepción). Según el Madoz el traslado de San Salvador fue a San Andrés en vez de al la iglesia de la Concepción cosa que me hace dudar, aunque me inclino por lo anteriormente dicho.

El Pósito era el lugar destinado por el Ayuntamiento destinado a mantener o depositar acopio de granos, principalmente de trigo, y prestarlos en condiciones módicas a los labradores y vecinos durante los meses de menos abundancia.

La parroquia de San Andrés existió desde el siglo XIII. La parroquia de la iglesia de San Andrés se suprimió en el siglo XVII por desaparecer prácticamente todos sus habitantes como consecuencia de la Guerra de la Independencia portuguesa. El edificio fue deteriorándose y aunque fue reconstruida en el siglo XVIII, fue derribada definitivamente en 1834, formándose así la actual plaza de Cervantes. La parroquia fue trasladada en 1842 a la vecina, y desamortizada iglesia, del convento de Madre de Dios de Valverde, que tras importantes obras de reconstrucción le han dado a la iglesia su aspecto actual.

"Sta. Maria la Real, era la iglesia de los jesuitas y, a muy luego de su expulsión, sé traslado a ella la parroquialidad desde la antigua de Sta. Maria del Castillo, que era la antigua catedral, reducida hoy a prisiones, según hemos dicho antes."
Tras la expulsión de los Padres Jesuitas de la antigua iglesia del convento de Santa Catalina en 1767, en 1770 se traslada a ésta la parroquia de Santa María del Castillo, que estaba en lo que fue la primera Catedral a la entrada de los cristianos en 1230, pasando a llamarse de Santa María la Real. En 1843 la parroquia de Santa María la Real se trasladó al convento de San Agustín.

"La de la Concepción sustituyó también a la antigua de San Lorenzo, por haber elegido este edificio los frailes agustinos para edificar su convento y en estos últimos años se han trasladado los ministerios parroquiales a la iglesia del convento de San Gabriel, llevando también el nombre colectivo de ambas iglesias y quedando el edificio de la Concepción sin destino alguno."
La parroquia de San Lorenzo, que ya existía en 1270, fue ocupada en 1431 por los agustinos, que estaban extramuros en la ermita de Santa Marina.

"Hubo antiguamente tres parroquias mas, con suficiente número de feligreses, y eran:

Sta. Maria de Calatrava, de los caballeros de Alcántara, existente en el recinto del antiguo castillo.
Santiago, después ermita de las Lágrimas arruinada por los franceses en el año 1811, y
San Pedro, dentro del cuartel de infantería, que había en el mismo recinto y fue destruido por los mismos, habilitada hoy una parte para prisiones, según hemos indicado otra vez.

Además de estas parroquias, existen la iglesia de Ntra. Sra. de la Soledad, erigida en ayuda de la parroquia de San Juan la catedral, y la de San José, a la cual asiste el cabildo catedralicio el 19 de marzo en memoria de la conquista de la ciudad el año 1230."

La iglesia de San José quedó muy dañada en la Guerra de la Independencia, ya que fue alcanzada tanto en 1811 en al asalto francés y como en 1812 en el asalto inglés. En 1919 se establecido el convento de Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento ocupando el edificio de nueva planta de estilo neogótico erigido sobre la que fuera iglesia o ermita de San José, cuya capilla se conservó bajo la de la nueva fundación.

Pasemos ahora a los antiguos conventos, de los cuales sólo subsisten tres: Santa Ana, Descalzas y Carmelitas, al que tenemos que añadir las Adoratrices.

"En tiempo de la exclaustración había en Badajoz 5 conventos de frailes y 8 de monjas: los primeros eran:

El de la Trinidad, de PP. trinitarios calzados, situado junto a la puerta de la ciudad que lleva el mismo nombre. Fue fundado en el año 1274, según consta de algunas escrituras, destruido por los franceses en el año 1811; y completamente derribado por los ingleses en el 1812, era el mas antiguo de la ciudad y fue hospicio de la redención de cautivos en la dominación de los moros, ejerciéndose en el mismo el culto católico por aquel tiempo, en cuya memoria iba el ayuntamiento todos los años a recibir en él la comunión pascual. Esta solemnidad duro hasta su ruina.

San Francisco de PP. observantes, costeado por el rey de Portugal D. Juan V. a principios del siglo XVIII. Este convento fue primero de claustrales, y por la extinción de estos paso a los observantes. La nave que constituye la iglesia con su crucero, es obra magnífica, así como el coro, sacristía y demás partes, en qué se dejaba ver que era todo una obra digna de sus fundadores. Este edificio ha sido abandonado, y ya no se encuentran en su interior, sino ruinas."

El antiguo convento de San Francisco es de 1337. El convento fue suprimido en 1835. En 1883 lo ocupó el Regimiento Castilla hasta 1931 que se traslada al Cuartel de Menacho. La capilla antigua fue recuperada por el Obispado en 1957, estableciendo en ella la parroquia de San Juan Bautista, añadiéndose con la remodelación de 1968 la torre que ahora obstenta.

"Santo Domingo, fue fundado en 1556, a expensas de los señores duques de Badajoz, siendo su primer prelado para la fundación el venerable Fr. Luís de Granada, quien escribió estando en él su famoso libro titulado "Guía de pecadores". Su fábrica aunque sencilla, es majestuosa y elevada. La iglesia consiste en una hermosa nave con su crucero y 6 capillas. Está habilitada para el culto, y el convento fue destinado y se halla el presidio correccional."
La iglesia de Santo Domingo se comenzó a construir entre 1563 y 1587. El convento es desamortizado en 1822, aunque en la iglesia se siguió practicando el culto, dedicando el resto a presidio, lo cual dio nombre de "campo de presidio" a lo que hoy es el Parque de Castelar. En 1844 es ocupado el claustro por la Guardia Civil. La iglesia es regentada por los Padres Paúles desde 1927.

"San Agustín, fundado en el sitio que ocupa, que antes era parroquia de San Lorenzo, a principios del siglo XVII, después de haber permanecido su comunidad en otro que había de la misma orden en los sitios de Sta Engracia y Sta. Marina extramuros. Este convento es de mucha extensión, y goza de salubridad por su situación. Hoy se halla destinado a cuartel de infantería con capacidad para 700 hombres, y su iglesia está habilitada para los actos religiosos."

Los ermitaños de San Agustín se establecieron en Badajoz en la antigua ermita de Santa Engracia a finales del siglo XIII o principios del XIV. Tras la extinción de la Orden del Temple en 1311, un par de años después ocuparon su ermita de Santa Marina. En 1431 el Obispo de Badajoz les cede la antigua iglesia de San Lorenzo, año que es suprimida la parroquia y posiblemente trasladada a la iglesia del hospital de la Concepción, quedando entonces a partir de entonces la iglesia con el nombre de San Agustín. El convento que construyeron fue exclaustrado en 1820. En 1843 se traslada a la iglesia la parroquia de Santa María la Real, que en esos momentos estaba en la antigua iglesia de Santa Catalina y que fue iglesia de los Padres Jesuitas.

"San Gabriel, de franciscos descalzos, trasladados a esta ciudad en el siglo XVIII del convento viejo extramuros fundado por San Pedro de Alcántara. Puso la primera piedra en la fundación de este edificio, que se ejecutó casi en su totalidad, a expensas de la piedad de los fieles, el Sr. Obispo Minayo, el primer guardian Fr. Juan Caro, y él célebre P. Tornavacas. Es de bastante capacidad, y buena fábrica. Su iglesia que se concluyó por el año 1790. Es particular por su figura rotonda en forma de media naranja, con su coro, presbiterio y 2 capillas. Hoy es la parroquia de la Concepción y el resto del edificio se halla enajenado."
El originario convento de San Gabriel fue fundado alrededor de 1520 por San Pedro de Alcántara en lo que hoy son los restos de un polvorín, donde estaba la aldea de Mañoca, en la ladera de la actual urbanización de los Montitos. A los franciscanos se les había cedido la antigua ermita de los Mártires.

En 1871 empezaron a llegar nuevamente jesuitas a Badajoz, ocupándose de la antigua ermita de Nuestra Señora de la Paz hasta la llegada de las Trinitarias y de la iglesia de las Descalzas hasta su regreso en 1874, cuando vuelven a tener iglesia propia gracias a que el Obispo les cede la Iglesia de la Concepción. Pero en 1877 abandonaron la capital los jesuitas hasta 1925 que el Obispo les volvió a ceder el templo de la Concepción y casa aneja hasta que en 1979 se trasladaron a la barriada de San Roque.

Pasemos ahora a los 8 conventos de monjas:

"Los 8 conventos de monjas son:

Sta. Ana, del orden de San Francisco, fundado en 1519, al que están agregados los de Sta. Lucía y Madre de Dios, que fueron suprimidos en 1836. Estos fueron enajenados y ya no existen, excepto la iglesia y sacristía del último que es parroquia de San Andrés."

El Real Monasterio de la orden de Clarisas franciscanas de Santa Ana ocupaba toda la manzana del lugar que ocupa actualmente. En él se encuentra, o al menos estuvieron, las entrañas de la esposa de Felipe II, Ana de Austria, tras su muerte estando embarazada en 1580. Adquirió la categoría de Real por la gracia de Carlos III en 1771. No está clara la posible conexión que tuvo con el anterior convento que hubo en Badajoz de clarisas, el convento de Santa Clara, que estaba situado en la actual avenida Joaquín Costa, que fue fundado en 1480, pero tuvo que ser abandonado por la peste en 1507. Lo cierto es que las monjas acabaron en el convento de Santa Ana, también de clarisas pero es más posible que se fundase un nuevo convento distinto, bajo otra advocación (Santa Ana), y no que se produjera un traslado del antiguo propiamente dicho. El antiguo convento en 1526 pasa a depender orgánicamente del Hospital de la Vera Cruz, habiendo pasado la ermita el año anterior a la Cofradía de la Cruz, pasándose a llamar ermita de San Nicolás.

El convento de franciscanas de Santa Lucía se fundó en 1505, en la calle que lleva su nombre, llegando hasta la calle Melchor de Évora. En 1820 fue incautado por el Estado y vendido. En 1845 se instaló la Comandancia de la Guardia Civil. En la actualidad hay apartamentos, aunque se conserva el ábside de la antigua capilla del convento.

El convento de Madre de Dios de Valverde de franciscanas descalzas fue fundado en 1548. Tras la desamortización de 1836 se trasladó a su iglesia en 1842 la parroquia de San Andrés al haber sido derribada su iglesia, que estaba en el centro de la plaza, unos años antes.

"Las descalzas, a las que están reunidas las de Sta. Catalina y San Onofre, también suprimidos; el último de estos no existe por haberse vendido, y el de Sta. Catalina se halla destinado para casa de la diputación provincial, sociedad de amigos del país, y escuela normal, de educación primaria."
La fundación de convento de Nuestra Señora de la Merced de Clarisas Descalzas se cree en 1317, aunque no sabemos donde. Al menos desde el siglo XVI estaban donde se construiría el antiguo Hospital de San Sebastián, y daba directamente al campo de San Francisco al no existir la manzana donde ahora está el teatro López de Ayala. En 1674 se trasladan a las casas principales que pertenecieron a Don Sebastián Montero de Espinosa y que fue casa del General de las Armas de Extremadura, donde estan actualmente, cediendo a cambio para fábrica del hospital su anterior convento. Con la revolución de 1868 las monjas se retiran a Santa Ana, y el convento que llegaba hasta la calle Santo Domingo es subastado. En 1874 el Obispo recupera la parte del convento que se conserva hoy.

El antiguo convento de Santa Catalina estaba en la actual plaza de Santa María, frente al museo de la ciudad, y fue fundado en 1515. En 1623 abandonaron las monjas su convento, trasladándolas al convento de Madre de Dios de Valverde, que estaba donde la actual iglesia de San Andrés, aunque algunas volvieron a su antigua casa, fueron trasladadas nuevamente en 1624 a las casas del canónigo Morquecho sitas en la actual calle del Obispo, donde se iría construyendo su nuevo convento, lugar que ocuparon hasta 1836, año de la exclaustración y desamortización de Mendizábal.

En el antiguo convento de Santa Catalina se instalaron unos años después de ser abandonado, en 1633, los Jesuitas, recién llegados a Badajoz. Éstos arreglaron el convento y lo ampliaron, compraron casas fronterizas para abrir ante la fachada de la iglesia una plazoleta, la actual plaza de Santa María. Compraron también la edificación al otro lado de la actual calle Soto Mancera, tendiendo un arco de unión, que aún subiste, para facilitar el paso de los religiosos entre su Residencia y el Colegio. Este edificio, que más tarde fue la llamada Casa de las Aguas, fue derruido hace pocos años para la construcción de un nuevo edificio para residencia de estudiantes. En 1767 se cercó con tropa el todo el colegio de la Compañía de jesuitas, tras lo cual fueron expulsados por el Decreto de Carlos III. En 1770 se trasladó a esta iglesia la parroquia de Santa María del Castillo, pasando desde este momento a llamarse iglesia de Santa María la Real. En 1834 se traslada la parroquia a la iglesia de San Agustín.

El convento de San Onofre se fundó en 1538 sobre un beaterio de 1495 anejo a lo que será y sigue siendo actual convento de las Descalzas. En 1835 es exclaustrado, habilitándose para acoger el Gobierno Civil y la Escuela Normal de Maestras, lo que será la Caja de Badajoz hasta su traslado a San Francisco, sobre una parte del antiguo cuartel y convento de San Francisco. Actualmente es ocupado por la avenida Juan Carlos I.

"Ntra. Sra. de los Remedios de trinitarias, pequeño y sin ninguna comodidad, y Las carmelitas descalzas fundado en 1730 por el obispo Don Amador Merino y Malaguilla, ambos con culto público resultando 4 conventos abiertos y 4 suprimidos, a consecuencia de los decretos vigentes."

La fundación del convento de Nuestra Señora de los Remedios ó de las Trinitarias fue en el siglo XIV en el último tramo de la actual calle Bravo Murillo, siendo trasladadas en 1651 a la plaza de la Soledad, esquina con la actual calle San Pedro de Alcántara. Fueron exclaustradas con la revolución de 1868, refugiándose en el de Santa Ana hasta que en 1876 el Obispo les concedió la ermita de Nuestra Señora de la Paz, en la calle Concepción. Junto con la ermita, ocuparon el antiguo Hospital de la Concepción y varias casas anejas hasta que en el año 2001, que se trasladaron a Fuensaldaña (Valladolid).

La iglesia del convento de las Carmelitas Descalzas Nuestra Señora de los Ángeles situado en la actual calle Arco-Ägüero, esquina con López Prudencio, ya estaba construida unos años antes, pero fue con la llegada en 1730 del Obispo Malaguilla cuando se construyó el convento y se alargó la iglesia.



En los datos que he ido apuntando es posible que haya cometido algún error o errata de fechas, que agradecería fuera rectificado por algún amable lector.

viernes, 1 de agosto de 2008

El Badajoz de mediados del siglo XIX a través del "Madoz". 2ª parte

.
Continuamos con el "Madoz" y la descripción que de otras plazas y lugares hace:

"Además de aquellas plazas existen, la plazuela de la Soledad, cuadrilonga irregular formando uno de sus costados la casa de la intendencia, donde se hallan la aduana y oficinas. La de San Andrés al Este de la ciudad, la de las Descalzas, pequeña y en sitio muy frecuentado, los llamados campos de San Francisco, Sto. Domingo, al frente de los conventos de este nombre, y de la Cruz, junto a la puerta de Palmas, que por su extensión sirven para las formaciones y ejercicios de las tropas de la guarnición."


Vamos a aprovechar la ocasión para dar algunos apuntes de la plaza de la Soledad:

La plazuela de la Soledad pasó a la categoría de Plaza muy poco después de la descripción que nos da Madoz, a raíz del derribo por ruina en 1856 de lo que fue el antiguo Palacio de los Fonsecas, donde se hospedó Felipe II en 1580, después llamado de los Marqueses de la Lapilla al concederle el Rey en 1643 dicho título a Don Pedro Rodríguez de Fonseca.

El palacio fue casa del General de la Caballería tras el comienzo de la Guerra de Restauración portuguesa en 1640. Sufrió la desamortización de Godoy de 1798 (que poco antes había sido adquirido por el Rey para instalar un cuartel), para así conseguir dinero para la guerra con Inglaterra, vendiéndose por lotes, aunque ya el año anterior el marqués de Lapilla y Monasterio había cedido una casa, seguramente perteneciente al palacio, al gobierno para redimir la obligación de pagar el servicio de lanzas por la Grandeza de España que disfrutaba, destinándose a oficinas de Hacienda, que debe de ser la casa de intendencia que cita Madoz.



Como hemos dicho, en 1856 se derriba este palacio, quedando así una plaza casi cuadrada, la segunda más grande de Badajoz, tras la de San Francisco, de tal manera que se podía ver tanto el convento de Santa Ana, como la Iglesia de San Agustín desde la plaza.

Pocos años después, en los años 80 de este siglo XIX comenzaron a construirse edificios en la parte donde estaba el antiguo palacio, de los cuales sólo queda el que fue Banco de España, Consejería de Agricultura y actualmente Conservatorio de Música.

El edificio actual del Ayuntamiento, que fue Delegación de Hacienda y de la fundación ONCE se derribó y se reconstruyó un par de veces, siendo el actual edificio de 1969.

El siguiente edificio fue el Hotel Madrid, antes Magestic y anteriormente París.

El edificio de la Tres Campanas aunque es del siglo XIX, se rehabilitó en 1917, cinco años después de incendiarse.

La actual ermita de la Soledad, que sustituyó a la antigua ermita, se empezó a construir en 1931, sobre el solar de Dª Joaquina Acosta, que al morir octogenaria tuvo la generosidad de donarlo, para que en él se edificase el Templo que a la Santa Patrona corresponde, que desde el derribo de su aterior morada se encontraba en la Catedral de San Juan.

La antigua tuvo que ser derribada en 1928 debido a su estado de ruina, estaba donde actualmente está el edificio de la Giralda, construido en 1930. La portada se desmontó y actualmente está sobre la muralla del Parque Infantil.

El origen de la idea de construir la antigua ermita de la Soledad estuvo en una reunión que en 1660, seguramente en el actual convento de las Descalzas, que era donde estaba la casa del gobernador de las Armas de Extremadura, el por entonces Duque de San Germán, Francisco de Tutavila y Tuffo, con diferentes caballeros, militares y políticos para ver la posibilidad de fundar la Cofradía de Nª Sª de la Soledad, encargando poco después la imagen de la Virgen al lugar de nacimiento del Duque, Nápoles. Se compraron las casas donde actualmente está el edificio de la Giralda y mandó construir la ermita de la que será nuestra Patrona de la Ciudad, que fue inaugurada en 1664.

El resto de construcciones de la Plaza son también del siglo XX. Habría que destacar que entre las actuales calles de San Pedro de Alcántara y la Plaza de San Agustín, estaba el antiguo convento de los Remedios, del siglo XVII. La congregación de Trinitarias tuvo que abandonarlo con la revolución de 1868, siendo trasladada a la ermita de la Paz y antiguo Hospital de la Concepción en 1876, tras haber sido acogidas en el convento de Santa Ana.

Continuamos con el Madoz…

"En el campo de San Francisco se ha construido un gran salón de paseo, circunvalado de un asiento corrido, con verja de hierro por espaldar, y se entra por dos bonitas escalinatas. Le rodean por la parte exterior dos órdenes de calles adornadas de arboledas y canapés. En el centro del testero principal se eleva un obelisco de piedra mármol con una fuente que le sirve de pie, cuyo surtido de aguas le hace más vistoso y agradable. En uno de los lados mayores está la noria, que alimenta la fuente, cubierta con un muro de arcadas, del gusto gótico, y a su inmediación un estanque que recibe las aguas para el riego de la parte del jardín inmediata al gran paseo. El recinto exterior lo constituye una palizada de madera de buen gusto y 4 puertas de hierro. Esta obra se empezó por el general D. Juan González Anleo, gobernador de la plaza, y fue llevada a perfección por el alcalde constitucional D. José Maria López.

En ese mismo campo está el parque de ingenieros, edificio que fuera muy completo y a propósito para su objeto, sino hubiera sido destruido la mitad, desde el sitio de 1811, por hallarse inmediato al frente que atacaron los franceses.

En el campo de la Cruz hay otro paseo, que fue bonito, pero está abandonado, y están, además, la maestranza de artillería de bastante capacidad y buen gusto en la fábrica y un cuartel de infantería, que ocupa la compañía de artillería destinada a la plaza.

Al Suroeste de la población se halla un cuartel de infantería llamado de Santo Domingo, que en la guerra de la Independencia quedó casi arruinado del todo, y aun no se ha reedificado. Podía contener 1.000 hombres.

En el baluarte de San Juan hay otro de caballería llamado de la Bomba, que aloja 200 caballos.

En el campo de Santo Domingo está el llamado de Gitanos para 100 caballos solamente y sin alojamiento para hombres.

Pero no siendo suficientes estos edificios para las necesidades de la plaza, se han habilitado algunos conventos."