Cuaderno de bitácora de un viajero a lo pasado de la ciudad que le vio nacer. Pequeñas cápsulas del tiempo, pequeñas curiosidades que voy descubriendo en el papel de los libros y periódicos de aquellos que fueron testigos de otro tiempo, y que con estos artículos vuelven a la luz. Quedan invitados a acompañarme en este viaje.

domingo, 8 de febrero de 2009

El Ferrocarril llega a Badajoz. 1859-1866


--> -->
Primeros proyectos del ferrocarril en Extremadura

El comienzo del siglo XIX vio nacer el primer transporte de viajeros sobre "carriles de hierro". Se realizó en Inglaterra en 1801, con vagones tirados por caballos.

Aunque ya en 1803 se construye la primera locomotora de vapor sobre raíles, ésta se creó como atracción de feria en Londres, fue en 1825 cuando comienza a funcionar, en Gran Bretaña, el primer ferrocarril de la historia.

El primer ferrocarril español se construyó en la Isla de Cuba, para transporte de Caña de Azúcar al puerto de La Habana. Esta línea se construyó entre 1835 y 1837.

Las sucesivas peticiones de construcción de líneas de ferrocarril en España, que ya desde 1829 se elevaron al Gobierno, tropezaron con la ausencia de un marco legal que fijara las condiciones de su construcción y posterior funcionamiento. Este vacío legal concluyó con la promulgación de la Real Orden de 31 de diciembre de 1844, mediante la cual se establecían las condiciones de carácter general que habían de regular la construcción de las futuras líneas de ferrocarril en nuestro país.

Dentro de los proyectos para implantar el ferrocarril en la península se empezó a tener en cuenta la importancia que tendría el construir una línea transversal de ferrocarril que partiendo de Madrid llegara a Portugal por Badajoz, ya que facilitaría el intercambio de las lanas, carnes y otros productos de Extremadura.

Se llegó incluso a constituir la Compañía "Camino de Hierro Central de España de Madrid por Mérida a Badajoz" que envió a Extremadura a algunos ingenieros ingleses para estudiar el camino que pasaría por Toledo, Talavera, Trujillo y Mérida. El proyecto no fraguó.

En la península no fue hasta el año 1848 cuando se construyó la primera línea que cubría el trayecto entre Barcelona y Mataró.

El 20 de septiembre de 1851 se da concesión provisional a Jorge Williams para la línea de ferrocarril de Madrid a Sevilla y Badajoz, pero se declara caducada en 1853 por no cumplir las condiciones.

En 1853 Mr. Vissocq realiza un estudio de la línea de ferrocarril que saliendo de Madrid, yendo por el valle del Tajo, atravesaba la provincia de Cáceres y se bifurcaba en dos brazos, uno a Sevilla y otro a Badajoz.

En 1854 empieza a tomar peso la alternativa de Francisco Coello para llegar a Badajoz por el valle del Guadiana, y no por la provincia de Cáceres. Aprovechando la línea de Aranjuez a Almansa y a través de Ciudad Real llegaría a Almadén y de aquí un ramal a Belmez y otro a Badajoz.

Esta alternativa, aunque dejaba a Madrid de Badajoz a más distancia, favorecía a la provincia de Badajoz al recorrer la línea mayor trazado por ella.

Con la "revolución" de 1854, había sido nombrado Ministro de Fomento el Diputado por Badajoz Francisco Luján, hijo de extremeños de Castuera, impulsando el estudio de Santiago Bausá del "ferrocarril del Guadiana".

Esto trajo una gran polémica con los diputados por Cáceres que insistían en que el ferrocarril fuera por el valle del Tajo y atravesara su provincia.

La "Ley General de Caminos de Hierro" del 3 de junio de 1855 vendría a fijar las normas fundamentales de las concesiones ferroviarias. Esta ley ofrecía una serie de incentivos a la construcción de líneas de ferrocarril a la vez que trataba de evitar la especulación ocurrida con las normas anteriores. Supuso también un acuerdo definitivo sobre las grandes líneas y los principales ejes ferroviarios en España. Es a partir de esta ley cuando empieza con ímpetu el desarrollo de los ferrocarriles en España.

El 7 de Octubre de 1855 se autoriza á D. Julián Pellón y Rodríguez para hacer los estudios de la línea de ferrocarril, que partiendo junto á Almadén marche por el valle de Serena á D. Benito, Medellín, Mérida, Badajoz, enlazando con la línea de Portugal.

El 28 de Junio de 1855 también el ministerio de Fomentó autorizó al Barón Alfredo de Merón el estudio y levantamiento de planos del "camino de hierro" desde Ciudad Real a Badajoz.

En 1856, se concedió a la Compañía de los ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (M.Z.A.) extender sus actividades a Andalucía con varios ramales, entre ellos el de Badajoz, pero tampoco llegó a fructificar.

Nace la futura línea

No sería hasta el 24 de Octubre de 1859 cuando sale a subasta la concesión de la línea de ferrocarril de Ciudad Real á Badajoz que sí se haría realidad, adjudicándose a D. José Forns el 18 de diciembre, que comenzaría la tarea difícil de encontrar capitalistas que tomen parte en la construcción y explotación.

“Primera piedra” de la Estación de Badajoz
Fue el 19 de Marzo de 1860 cuando se puso la primera piedra de la Estación del Ferrocarril de Badajoz, en la cañada de Santa Engracia, en los terrenos que la Asociación de Ganaderos del Reino cedió a la empresa del ferrocarril.

A las diez de la mañana de este día salieron de las Casas Consistoriales el Ilmo. Sr. Obispo, el Sr. Gobernador de la Provincia, el Excmo. Capitán General, Ilmo. Ayuntamiento, autoridades civiles y eclesiásticas, y por la puerta y puente de Palmas se dirigieron a la cañada de las cuestas de Santa Engracia.

Una vez bendecidas las obras e inauguradas oficialmente, con el lujoso pico preparado al efecto, regresaron a las Casas Consistoriales, pasando al salón del teatro, donde se celebraría un convite.

Por la tarde se colocaría una cucaña en el campo de San Juan con cien reales en metálico y otros cien en especie para el que consiga subir a ella, y por la noche se celebraría tres bailes, dos de ellos por convite en el Liceo-Casino y Liceo de Artesanos y el otro público en el salón del teatro.

Hasta el 26 de Marzo de 1861 no se consigue constituir la sociedad, que se llamaría "Compañía del ferrocarril de Ciudad Real a Badajoz", pudiendo así comenzar las obras de la línea.

Badajoz ve llegar por primera vez la locomotora a vapor

Hasta el 23 de Junio de 1863 hubo de esperar ver entrar en la Estación la primera locomotora a vapor, pero no por donde hacía tiempo que se esperaba, sino procedente de Portugal.

Desde muy temprano la estación estaba inundada de gentes y autoridades.

La música del Regimiento Cantabria amenizaba el solemne momento con preciosas tocatas.

Los llegados en el tren fueron recibidos y conducidos a la fonda después de recorrer varias calles acompañados de la música y del pueblo.

Después de descansar algunas horas pasaron a revisar los cuarteles de los Húsares de la Princesa y del Regimiento de Cantabria, y por la noche fueron obsequiados con un brillante baile dado en el Liceo Casino, donde las bellas hijas de Badajoz hicieron brillar sus naturales atractivos.

El baile terminó antes de las cuatro, en cuya hora marcharon de regreso a Lisboa.

El 20 de Septiembre de 1863 llegó a la Estación provisional de Badajoz el primer tren de viajeros procedente de Elvas, después de que el 29 de agosto de 1863 se concluyera definitivamente la línea desde Lisboa hasta la entrada de Badajoz. Llegaron cerca de 500 personas que contribuyeron a la animación de la Feria de ese año.

Ya tenemos tren

El 18 de Julio de 1864, a las 8 de la mañana, el Sr. Obispo bendijo las locomotoras que habrían de entrar en servicio en el tramo Badajoz-Mérida. Para el acto, había llegado una locomotora con una comisión de la ciudad de Mérida, el Director y otros empleados de la línea.

Se sirvió después un espléndido almuerzo, tras el cual, volvería el tren a Mérida.

Se concedió autorización para que numerosas personas de Badajoz, que habían asistido al acto, pudieran montarse en dicho tren que regresaba a Mérida, volviéndoles a traer a Badajoz más tarde.

Los 6 coches enganchados se llenaron al completo, haciendo el viaje a Mérida en poco más de hora y media, llegando a las 5 de la tarde.

Con sorpresa descubrieron los más de 300 pacenses que se habían apuntado a la excursión de Mérida, que no les iban a volver a llevar a Badajoz. Estuvo a punto de haber altercados y tener que intervenir la fuerza pública, hasta que la empresa concesionaria accedió a las 12 de la noche a llevar al numeroso grupo de vuelta a Badajoz. Algunos exaltados, en el viaje de vuelta, destrozaron las banquetas de uno de los coches.

Se esperaba que a los pocos días entrase la línea del tramo Badajoz-Mérida en servicio pero no fue hasta el 20 de Octubre de 1864.

La larga espera de la construcción del camino de hierro

El 21 de Agosto de 1865 entraba en servicio el tramo Mérida-Magacela.

El 17 de Marzo de 1866 entraba en servicio el tramo Magacela-Castuera

El 30 de Julio de 1866 entraba en servicio el tramo Castuera-Almorchón, que ya estaba unido con Ciudad Real a través de Veredas y Puertollano.

Por fin

Por fin, tras 7 años desde la concesión se abrió la línea Ciudad Real-Badajoz completa, con un viaje que el 23 de Noviembre de 1866 hicieron los ministros de Fomento y de Estado para reunirse con otros tres Ministros del Gobierno portugués en Lisboa.

Se pondrán en funcionamiento dos trayectos diarios. El del tren correo que saldrá de Badajoz a las 5 de la mañana y llegará, según las previsiones, a Ciudad Real 9 horas y 26 minutos después, y el del tren ómnibus que saldrá a las 7 y 57 minutos de la mañana y llegaría a Ciudad Real 11 horas y 58 minutos después. Desde Ciudad Real llegarían otros trenes a Badajoz a las 2 y 50 de la tarde y a las 8 y 2 de la noche.

A Madrid se tardaría en total 17 horas el ómnibus y 24 horas el de correos.

Llegó el tren a las 5 de la tarde a la estación, donde se encontraban algunas fuerzas del ejército, guardia civil, carabineros, la música del regimiento Gerona y muchísimas personas de la capital.

La comitiva de la inauguración de la línea férrea de Ciudad Real a Badajoz se bajó en la estación, donde se encontraban los ministros portugueses con el embajador español. Más tarde se dirigieron a la ciudad a descansar unas horas antes de partir hacia Lisboa.

Aprovechando que ya quedaba unida esta línea con la de Portugal, Isabel II realiza un viaje a la nación vecina.
Hacía ya 70 años que la ciudad no recibía una visita Real.

Esta vez no hubo que volver a ordenar a los pueblos que sus hombres empleasen pico y pala para acondicionar las rutas que siguieron las carrozas, carros y galeras de la comitiva de Carlos IV, allá por 1796.

Ya se podía llegar a Badajoz por su camino de hierro…

Aprovecharemos la ocasión para intentar evocar como fue esta Regia visita de 1866…

Pero eso será para la 2ª parte…

8 comentarios:

pilo dijo...

Un inciso.

¿La fotografía fue tomada cuando el tren llegaba o se iba?

Anónimo dijo...

Todo parece indicar que representa la llegada. Por otro lado es lógico que asi fuese porque asi lo mandaba la ocasión.

Uno desde los depósitos(de agua.

Pilo dijo...

Ten cuidado y no te manches los pies de barro.

La pregunta la hizo porque si no fijamos en el dibujo, observamos que el convoy está estacionado como si hubiera llegado desde Portugal, no de Madrid.

Siempre he tenido el pálpito que con respecto a ese dibujo ha habido un error histórico, como otros muchos, ya qu, como sabemos, en todas las publicaciones se dice que recoge el momento de la llegada de la reina Isabel a Badajoz, pero si así hubiera sido, el edificio de la estación se vería a la derecha de la imagen y no a la izquierda y la máquina estaría estacionada, lógicamente, mirando hacia Portugal, no hacía Madrid.

No sé si me explico.

Siempre me inclinado a pensar que ese dibujo representa la llegada del primer tren procedente de Portugal, como muy bien dice Fernndo, el día 20 de Septiembre de 1863.

Anónimo dijo...

De nuevo tienes razón.

Uno desde los depósitos (de agua)

pol dijo...

HOLA QUE TAL, el tio abuelo de mi papa trabajo en el desarrollo de locmotoras en badajoz se llamaba Benigno Rubio y habia desarrollado una locomotora mas veloz que las de esa epoca, alguien tiene algo de informacion sobre eso?

pol dijo...

si alguien tiene informacion sobre Benigno Rubio, mandeme un mail a pablo.rubio.a@gmail.com, saludos!

pol dijo...

HOLA QUE TAL, el tio abuelo de mi papa trabajo en el desarrollo de locmotoras en badajoz se llamaba Benigno Rubio y habia desarrollado una locomotora mas veloz que las de esa epoca, alguien tiene algo de informacion sobre eso?

David dijo...

Siempre he aprendido sobre los medios de transporte y por eso me gusta viajar constantemente a distintos sitios cuando tengo la oportunidad en distintos medios. Quisiera poder obtener pasajes baratos a miami y poder viajar en sus transportes que son muy avanzados