Cuaderno de bitácora de un viajero a lo pasado de la ciudad que le vio nacer. Pequeñas cápsulas del tiempo, pequeñas curiosidades que voy descubriendo en el papel de los libros y periódicos de aquellos que fueron testigos de otro tiempo, y que con estos artículos vuelven a la luz. Quedan invitados a acompañarme en este viaje.

domingo, 7 de noviembre de 2010

El Badajoz Hispano-Visigodo y Mozárabe. 1ª parte

.

Pieza incrustada en la cara Este de la llamada Torre de la Vieja de los jardines de la Galera, que debió ser originalmente una pilastra. En la cara visible se representa un tallo vegetal ondulado. Esta pieza, situada en la esquina oriental, es la losa blanca que cita Dosma a la hora de describir la Torre de la Vieja, diciendo que el dibujo que representa es como una vid[1] de Baco, dios de la viña y el vino:
“…Entra en la torre abajo en la esquina oriental, como basa, una losa alva, cual al lado se pinta. Dícese notar culebras de Hércules: más tira á yedra de Baco que discurrió a España”.[2]

La categoría, cantidad y diversidad de piezas hispano-visogodas o mozárabes encontradas en Badajoz debieron pertenecer sin duda a construcciones pertenecientes a un núcleo de población... [Pueden leer el artículo en la revista Sharia nº 68 de noviembre de 2010 en las páginas 5-7]

[1] Planta vivaz y trepadora, con tronco retorcido, vástagos muy largos, flexibles y nudosos, hojas alternas, pecioladas, grandes y partidas en cinco lóbulos puntiagudos, flores verdosas en racimos, y cuyo fruto es la uva.
[2] DOSMA DELGADO, RODRIGO “Discursos patrios de la real ciudad de Badajoz”, Edición de Badajoz 1860, pág. 97 y 98.




5 comentarios:

MOISES DOMINGUEZ NUÑEZ dijo...

Enhorabuena por esta nota aclaratoria de esta parte tan poco estudiada de nuestra historia .Ya te echaba en falta .

Anónimo dijo...

Lo que falta es mejor. En este caso las segundas partes son las excepcionales

manuel dijo...

No tengas prisa por cerrar el segundo capítulo. Podremos hacer una tercera, que tienes mucho material. Un abrazo
manuel

José dijo...

Estoy deseando leer más historias y no queréis calmar mis ansias...
Enhorabuena por vuestro magnífico y necesario blog

Anónimo dijo...

Puede que sean piezas expoliadas de Mérida, importante ciudad visigoda ;)